viernes, 4 de septiembre de 2009

HISTORIA DE PABLO ESCOBAR ( EL CAPO )


Pablo Emilio Escobar Gaviria (Rionegro, 1º de diciembre de 1949 - † Medellín, 2 de diciembre de 1993), fue el más poderoso narcotraficante colombiano conocido. También ejerció como político y fue elegido representante suplente para el Congreso de la República de Colombia en 1982. Tambien admiró mucho a un personaje polémico y politico méxicano Emiliano Zapata por su imagen de rebeldía y valentia ya que según él, era muy parecido al revolucionario mexicano.

Como líder del Cartel de Medellín, fue el máximo capo de la mafia colombiana. Hizo la fortuna más grande del país con el comercio de cocaína. Las autoridades colombianas lo vinculan al asesinato de más de 4.000 personas. Organizó y financió una extensa red de sicarios y con sus actos terroristas (carros bomba en las principales ciudades del país) desestabilizó al país y se constituyó en uno de los criminales más buscados del mundo a comienzos de los años 1990. Murió abatido por la policía 17 meses después de haberse fugado de la cárcel.

También apodado el Zar de la cocaina, su fortuna estaba estimada entre 5 y 10 mil millones de dólares entrando en la lista de los 10 mas ricos del mundo. Es considerado el peor criminal en la historia de Colombia. Se necesitaron 16 meses y 4.000 efectivos para cazarlo. Veinte mil personas lo acompañaron al cementerio.



Pablo Escobar comenzó con un pequeño establecimiento de alquiler de películas y bicicletas, luego continuó robando lápidas de los cementerios, regrabándolas y vendiéndolas como nuevas. A medida que iba creciendo se involucró con el hurto de autos en las calles de Medellín, pero pronto se involucró en el tráfico de marihuana hacia los Estados Unidos. Se le involucra en el secuestro y homicidio del industrial Diego Echavarria Misas en 1971, y del capo del narcotráfico Fabio Restrepo en 1975. Primero como intermediario que compraba la pasta de coca en Colombia, Bolivia y Perú, y luego vendiéndola a traficantes que la llevaban a Estados Unidos. En la década de 1970 se convirtió en una pieza clave para el tráfico internacional de cocaína. Asociado con Gonzalo Rodríguez Gacha, Carlos Lehder, Jorge Luis Ochoa y sus hermanos Fabio y Juan David, fundó el Cartel de Medellín. Aunque no se discutía su liderazgo en el grupo. Se adueñó de pistas, rutas, laboratorios y monopolizó el comercio ilegal desde la producción hasta el consumo.

Posteriormente llegaría a acumular una fortuna superior a los tres mil millones de dólares y a ser el séptimo hombre más rico del mundo según la revista Forbes.

El Cartel de Medellín de Pablo Escobar fundó el grupo llamado MAS (Muerte a Secuestradores) como respuesta a los secuestros y acciones guerrilleras en su contra; de acuerdo con documentos de la DEA, (Dirección antidrogas de los Estados Unidos) el MAS fue fundado en 1981 por el Cartel de Medellín, al cual se vincularon también después de la muerte de Pablo, Carlos Castaño y su hermano Fidel, luego conocidos comandantes paramilitares.

En 1983 fue expulsado del movimiento político y denunciado por el entonces Ministro de justicia Rodrigo Lara Bonilla, a quien presuntamente mandó asesinar en 1984. Este periodo pasó a la historia como el Narcoterrorismo.

Según uno de los testimonios recogidos en una Comisión de la Verdad conformada en 2005, Escobar les habría pagado US$2 millones a la guerrilla del M-19 por 'tomarse el Palacio de Justicia' en noviembre de 1985.[cita requerida] Dicha toma fue violentamente contrarrestada por las Fuerzas Armadas, dejando un saldo de un centenar de muertos y 11 desaparecidos.

Entre sus crímenes más notorios está el haber hecho estallar el vuelo 203 de Avianca en pleno vuelo, para matar al entonces candidato César Gaviria (quien no subió al avión por consejo de sus asesores), con un saldo de 107 muertos. En la campaña presidencial de 1989 asesinó a varios candidatos. También puso un carro bomba alfrente del edificio del DAS, la policía secreta colombiana, buscando acabar con su director, el general Miguel Alfredo Maza Márquez, quien salió ileso a pesar de que la edificación quedo semidestruida. Dicho atentado le costó la vida a cerca de 104 personas y causó centenares de heridos.

Tras amedrentar a los gobiernos de Virgilio Barco Vargas y de César Gaviria Trujillo mediante la violencia, tras la mediación del padre Rafael García Herreros se entregó a la justicia colombiana en junio de 1991 con la condición de no ser extraditado. Fue recluido en "La Catedral", una cárcel en el municipio de Envigado dotada con todo tipo de lujos según las especificaciones de Escobar y desde donde siguió delinquiendo, ejecutando incluso a viejos compañeros de la mafia en sus instalaciones, como los hermanos Moncada y los Galeano. El 20 de julio de 1992 se fuga tranquilamente tras haberse enterado de que iba a ser trasladado de prisión.

El asesinato de los Moncada hizo que personas en la mafia y en los paramilitares conformaran un grupo que se hizo llamar "Los Pepes" ("Perseguidos Por Pablo Escobar") y que utilizó las mismas tácticas para enfrentar al capo. Pusieron bombas en sus edificios, asesinaron a sus abogados y profundizaron el baño de sangre que sufría Colombia. Los hermanos Castaño también tuvieron una disputa con Escobar, y Fidel Castaño se convirtió en jefe de operaciones de "Los Pepes". Después de las muertes de Escobar y de Fidel Castaño a causa de un balazo de rifle propinado por un integrate del EPL en 1994 en el norte de Colombia, Carlos Castaño lograría convertirse en la cabeza paramilitar.

Fue uno de los peores asesinos de la historia colombiana. La configuración de su estructura criminal dio origen a la conformación de los grupos paramilitares, con todos sus métodos de ajusticiamiento y torturas. Varios de los mandos medios del cartel de Medellín se convirtieron en jefes paramilitares, entre ellos se encuentra Diego Fernando Murillo alias Don Berna.





video

No hay comentarios:

Publicar un comentario